Compartir en Redes Sociales
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El Departamento de Estado detecta que los métodos de blanqueo son compra de artículos o bienes raíces, entre otros rubros.

El Departamento de Estado reconoció que en México se lavan anualmente miles de millones de dólares producto de la venta de drogas ilegales en el mercado estadunidense.

“Los ingresos ilícitos que salen de Estados Unidos son la principal fuente de lavado de fondos, a través del sistema financiero mexicano”, reconoció el Departamento de Estado en un reporte.

»

Las organizaciones criminales transnacionales mexicanas lavan fondos en una variedad de métodos”, que las autoridades tratan de detener.

Esos métodos de blanqueo van desde la “compra de artículos o servicios al por menor para exportarlos y revenderlos en México o Estados Unidos”, a la adquisición de bienes raíces o “falsificación de facturas y tergiversar el valor de los bienes o servicios”.

“El blanqueo de capitales a través del sector inmobiliario de lujo sigue siendo motivo de preocupación, especialmente como vehículo para blanquear el producto de la corrupción pública”, advirtió el Departamento de Estado.

Informó que “dos métodos de lavado populares incluyen la estructuración de depósitos en efectivo y el uso de cuentas de embudo”.

Indicó que “organizaciones chinas de lavado de dinero realizan ‘transacciones espejo’ de una manera más eficiente y a un costo menor que los lavadores mexicanos tradicionales, lo que crea una gran dependencia” del crimen organizado a esas organizaciones chinas.

Los datos anteriores se integran en el Reporte Estratégico de Control Internacional de Narcóticos, volumen 2, sobre el lavado de dinero, que el Departamento de Estado entregó al Congreso.

El reporte reconoce que el Congreso mexicano debate actualmente “138 propuestas legislativas para permitir a la UIF agregar nombres a la lista de personas bloqueadas y bloquear sus activos si considera que existen suficientes indicadores de lavado de dinero”.

Pero advirtió que “las respuestas de las fuerzas del orden público mexicanas están limitadas por la corrupción y la falta de capacidad”.

Como resultado, “la unidad de lavado de dinero de la división de crimen organizado de la FGR informó informalmente que obtuvo 10 condenas por lavado de dinero en 2019, en comparación con 6 condenas en 2018, según informe abierto”.

Indicó que el sistema de seguimiento de archivos de la Judicatura Federal de México registró seis casos que resultaron en declaraciones de culpabilidad y cinco que fueron a juicio en 2019. Los datos no indican si los juicios resultaron en condenas. La relativa falta de condenas en casos de lavado de dinero es representativa de la limitada capacidad de México para procesar delitos en general.

 

Saludos cordiales.

 

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •