Compartir en Redes Sociales
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El libro ‘Prevención de operaciones con recursos de procedencia ilícita en México’ puede convertirse en referente para quienes luchan desde distintas trincheras contra ese delito.

En México, según el cristal con que se mire, podemos pasarnos horas en el debate sobre si se ha avanzado mucho o poco en el tema de la prevención de lavado de dinero y el financiamiento al terrorismo. En el sistema financiero se podrá decir que hay avances significativos, pero no así en la economía en general. El alto grado de informalidad en el país provoca que se tenga un ambiente propicio para hacer operaciones con recursos de procedencia ilícita.

Si bien todas las instituciones financieras por ley deben tener, por ejemplo, un oficial de cumplimiento que les ayude precisamente a detectar cualquier cliente u operación que pueda ser motivo de alarma, todavía en las empresas formales falta mucho por hacer en este tema; por eso, el libro de Sandro García, Santiago Nieto y Karla Valenzuela, Prevención de operaciones con recursos de procedencia ilícita en México llega en un buen momento, y puede convertirse en un libro básico y de referencia para quienes luchan desde distintas trincheras en prevenir que el lavado de dinero siga ganando terreno a nivel nacional.

En México hay alrededor de tres mil 400 oficiales de cumplimiento certificados, es decir, son los que hoy tienen el conocimiento y el aval de las autoridades para cumplir la función de prevenir en las instituciones financieras este ilícito; ellos son los que hacen y revisan los distintos reportes que entregan a la autoridad, y que por cierto, recientemente les hicieron ver que deben ser más precisos. Pero hay un gran universo que aspira a ser oficial de cumplimiento y simplemente no lo logra. Se estima que el índice de reprobados es de 70 por ciento, es decir, siete de cada diez personas que se presentan al examen, no lo aprueban. Por eso quizás este libro, que es muy didáctico, pueda dar cierta luz en el camino.

Sandro García, que tiene más de 25 años en el ámbito académico y es uno de los más reconocidos funcionarios en este tema de la prevención tanto en México como en Estados Unidos, hoy es vicepresidente en esa área de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) y aporta esa experiencia en lograr simplificar los conceptos legales que debe entender cualquiera que esté en este ámbito de prevención.

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •