Compartir en Redes Sociales
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La instancia presentó un reporte al grupo parlamentario del PAN en la Cámara de Diputados donde describe parte de su labor en materia de bloqueo de recursos.

La Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) ha ampliado el abanico de delitos que pudieran preceder al lavado de dinero y por los cuales ha aplicado el mecanismo de congelamiento de cuentas a presuntos sospechosos de blanqueo de capitales.

Según un informe de esta instancia enviado al grupo parlamentario del Partido Acción Nacional en la Cámara de Diputados,  del 1 de diciembre del 2018 al 31 de agosto del 2019, fueron ocho los principales presuntos ilícitos por los cuales aplicó el mecanismo de bloqueo de cuentas a sospechosos de lavado; sin embargo, del 1 de septiembre del 2019 al 31 de julio del 2020 esta cifra se elevó a 14.

En el reporte, se detalla que del 1 de septiembre del 2019 al 31 de julio del 2020, esta instancia adscrita a la Secretaría de Hacienda, incorporó a su lista de delitos precedentes para el congelamiento de cuentas, los ilícitos contra la salud ligados a actos de corrupción, los fiscales por corrupción, la extorsión, el tema de outsourcing y evasión fiscal, el secuestro, tráfico de órganos y otros.

“Este enfoque de política contra el crimen de este gobierno es para darle prioridad a los delitos fiscales e incluso hay que recordar la reforma de finales del 2019, donde se prevé como delincuencia organizada a la evasión fiscal, eso provoca esta nueva inclusión en los modelos de riesgo”, detalló Jorge Lara Rivera, académico del Instituto Nacional de Ciencias Penales.

El informe, fechado el pasado 5 de abril, es una respuesta de la UIF al grupo parlamentario del PAN en la Cámara de Diputados respecto a los señalamientos a esta instancia con motivo al segundo informe de gobierno.

Según las cifras del reporte, del 1 de septiembre del 2019 al 31 de julio del 2020, la UIF congeló recursos por 2,063 millones de pesos, monto menor en 33.89% respecto a lo congelado del 1 de diciembre del 2018 al 31 de agosto del 2019. En materia de monedas extranjeras, el congelamiento fue el equivalente a 295 millones de dólares y de 5,613 euros.

El economista.

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •