Compartir en Redes Sociales
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Este lunes, el SAT y la UIF presentan el documento de manera oficial, el cual sugiere medidas para evitar lavado de dinero relacionado con el delito.

México no cumple con los estándares mínimos para la erradicación de la trata de personas. Ante esta problemática, autoridades del país encargadas de la prevención y combate del lavado de dinero, urgieron a entidades, tanto financieras, aseguradoras, así como a las que realizan alguna actividad vulnerable, a ser más proactivas en la detección de flujos financieros relacionados con la trata de personas.

Recientemente, la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) se coordinó con la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, así como con el Servicio de Administración Tributaria, para la publicación de tres guías en la que se sugiere tomar medidas para prevenir y detectar flujos relacionados con este ilícito y las cuales están dirigidas a los participantes del sistema financiero, actividades vulnerables y el sector asegurador.

En la guía dirigida a las actividades vulnerables, se explica que México es clasificado en el nivel dos respecto al tema de trata de personas, según el estándar de Trip Report del gobierno de Estados Unidos, es decir, que no cumple con los estándares mínimos para la eliminación de este ilícito, pero demuestra un compromiso para abordar la problemática.

El documento señala que es necesario que los sujetos obligados a cumplir con la ley antilavado, como pueden ser entidades dedicadas a la comercialización de inmuebles, vehículos o juegos y sorteos, realicen acciones para poder detectar de manera oportuna y eficiente los flujos relacionados con el delito de la trata de personas.

“Se alienta a los sujetos obligados a mantenerse actualizados en temas de trata de personas, así como a incluir en sus programas de capacitación información relevante sobre flujos financieros asociados a la trata de personas y su relación con los delitos de LD/FT (lavado de dinero y financiamiento al terrorismo) y la prevención de estos”, detalla el documento que se presentará oficialmente este lunes y del cual este medio tiene una copia.

Según el documento, y con base en estimaciones de organismos internacionales, en el mundo existen más de 40 millones de personas víctimas de trata, misma que son explotadas de manera laboral o sexual, entre otras formas.

En este contexto, el documento refiere que la Organización Internacional del Trabajo estima que las ganancias ilícitas totales obtenidas por el trabajo forzoso ascienden a más de 150,000 millones de dólares al año, lo que lo convierte en uno de los ilícitos más importantes generadores de ganancias criminales a nivel global.

Durante esta administración, la UIF ha bloqueado 211 millones 299,538 pesos, 77,401 dólares y 1,610 euros en cuentas vinculadas a operaciones por trata de personas y, además, ha presentado tres denuncias ante la Fiscalía General de la República por posible lavado de dinero relacionado con estos montos.

“Los fondos generados por la trata de personas son producto del delito. El movimiento de estos fondos ilícitos a través de los sistemas financieros o de los sujetos obligados puede constituir LD (lavado de dinero) o, si están implicadas organizaciones terroristas, FT (financiamiento al terrorismo”, apunta el documento y resalta que ante la emergencia sanitaria, es probable que aumente la incidencia de trata de personas en países donde el desempleo aumente considerablemente.

Indicadores

La guía dirigida a actividades vulnerables, mismas que conforman un padrón de cerca de 99,000 sujetos obligados, señala algunos indicadores de riesgo de operaciones relacionadas con el delito de la trata de personas.

Según el documento, uno de estos indicadores puede ser que el número de teléfono o dirección de correo electrónico asociadas con el cliente, concuerden con datos que se dan en la oferta de servicios de acompañantes, entretenimiento para adultos o servicios sexuales.

“(Se sugiere) hacer una evaluación de los distintos tipos de riesgos de LD asociados con la trata de personas, así como de las industrias y zonas geográficas de mayor riesgo y compartirlos con empleados, especialmente con aquellos encargados de llevar a cabo la debida diligencia del cliente”, establece el documento.

La guía destaca como primordial capacitar al personal en materia de trata así como diseñar un protocolo de actuación en caso de detectar comportamientos que puedan indicar que una persona es víctima de trata de personas.

  • Acciones sugeridas por las autoridades:
  • Asesoría y capacitación sobre el delito de la trata de personas.
  • Hacer una evaluación de los distintos tipos de riesgo de lavado de dinero.
  • Mantener diálogo para intercambio de información.
  • Desarrollar grupos de expertos para mejorar la comprensión.
  • Diseñar protocolo de actuación.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •