Compartir en Redes Sociales
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El principal organismo de cabildeo del sector de servicios financieros del Reino Unido, U.K. Finance, ha publicado lo que considera las 10 principales estafas que intentan aprovechar la pandemia de coronavirus, incluida la suplantación de identidad de funcionarios de las agencias de finanzas y salud del gobierno, estafas de fondos de estímulo e incluso infiltrarse en aplicaciones de citas.

El influyente grupo afirmó que las instituciones han notado un marcado aumento en los grupos de fraude que intentan llegar a los clientes a través de correos electrónicos, mensajes de texto, llamadas telefónicas y más, lo que ejerce más presión sobre los equipos bancarios contra el fraude y el lavado de dinero.

En muchos casos, los estafadores están tratando de usar el miedo y la incertidumbre en torno a la pandemia como palanca, en algunos casos ofrecen recursos falsos o vías para equipos de protección personal o, para quienes no tienen trabajo, acceso a fondos de estímulo que necesitan desesperadamente.

Las advertencias se hacen eco de los mensajes frenéticos de otros grupos reguladores, de investigación y de vigilancia del gobierno, incluida la UIF de EE.UU. (FinCEN), que también ha publicado varias declaraciones y advertencias sobre cómo los grupos criminales organizados, los piratas informáticos y los oportunistas de bajo nivel y tratando de sembrar el caos en los mundos real y virtual.

El principal organismo de cabildeo del sector de servicios financieros del Reino Unido, U.K. Finance, ha publicado lo que considera las 10 principales estafas que intentan aprovechar la pandemia de coronavirus, incluida la suplantación de identidad de funcionarios de las agencias de finanzas y salud del gobierno, estafas de fondos de estímulo e incluso infiltrarse en aplicaciones de citas.

United Kingdom (UK) Finance, el organismo líder de la industria de servicios financieros en el Reino Unido, que representa a más de 250 empresas que brindan servicios financieros, bancarios, de mercados y relacionados con pagos en o desde el Reino Unido, declaró que las instituciones han notado un marcado aumento en el fraude. grupos que intentan llegar a los clientes a través de correos electrónicos, mensajes de texto, llamadas telefónicas y más.

En muchos casos, los estafadores están tratando de usar el miedo y la incertidumbre en torno a la pandemia como herramienta, en algunos casos ofreciendo recursos falsos o equipos de protección personal o, para quienes no tienen trabajo, acceso a fondos de estímulo que necesitan desesperadamente.

“Usando la pandemia del coronavirus como una oportunidad, los estafadores están utilizando métodos sofisticados para explotar cruelmente a las personas, y muchos están preocupados por su situación financiera y el estado de la economía”, según UK Finance.

Algunas estafas manipulan a víctimas inocentes, instando a las personas a invertir y «aprovechar la recesión financiera».

Estos grupos criminales, conscientes de que las personas están atrapadas en casa, viendo Netflix y otras aplicaciones de transmisión, también están «haciéndose pasar por servicios de suscripción conocidos para robarles dinero y/o información personal».

Robar datos/información de tarjetas de débito y crédito y vaciar una cuenta bancaria es solo una parte del plan de batalla más amplio. En algunos casos, los datos personales pueden ser incluso más valiosos que los que se encuentran en la cuenta bancaria de una persona.

¿Por qué? Si bien es posible que usted tenga $500 de ahorros y una tarjeta de crédito con un límite de $10.000, un buen botín general para un estafador, el delincuente puede obtener mucho más y hacerlo mucho peor, y dejarlo pagando la factura.

Con suficiente información, un estafador podría presentar su declaración de impuestos, cambiar su información con el gobierno y comenzar a recibir su cheque de desempleo engordado por la pandemia, obtener un préstamo con su crédito por $50.000 o $100.000.

Luego desaparece y usted queda debiendo.

Cómo detectar una estafa relacionada con la pandemia: inconsistencias, urgencia de pago

UK Finance también ofrece algunos consejos generales para detectar mejor una estafa de Covid-19, incluyendo si:

  • La dirección del sitio web no coincide con la de la organización legítima.
  • La llamada telefónica, el mensaje de texto o los correos electrónicos solicitan información financiera como PIN, contraseñas
  • Recibe una llamada o un correo electrónico de la nada con una solicitud urgente de su información personal o financiera, o para realizar un pago inmediato.
  • Se le ofrece un producto con grandes descuentos o considerablemente más barato en comparación con el precio original.
  • Hay errores ortográficos y gramaticales, o inconsistencias en la historia que le dan.

Además, como parte de una campaña más amplia para evitar que las personas sean explotadas desde el principio, el grupo ha condensado varios conceptos poderosos contra el fraude en una directiva de tres palabras simple, accesible y eminentemente compartible: Deténgase, desafíe y proteja.

Deténgase: tomarse un momento para detenerse y pensar antes de desprenderse de su dinero o información podría mantenerlo a salvo.

Desafíe: ¿Podría ser falso? Está bien rechazar o ignorar cualquier solicitud. Solo los criminales intentarán apresurarte o asustarte.

Proteja: Comuníquese con su banco de inmediato si cree que ha caído en una estafa e infórmelo.

La lista de ataques populares: realmente no desea ser parte de este top 10

Las diez estafas a las que debe estar atento y cómo detectarlas:

Estafas de soporte financiero de Covid-19

  1. Los delincuentes envían correos electrónicos gubernamentales falsos diseñados para parecer que provienen de departamentos gubernamentales que ofrecen subvenciones gubernamentales Los correos electrónicos contienen links/enlaces que roban información personal y financiera de las víctimas.
  2. Los estafadores también han estado enviando correos electrónicos fraudulentos que ofrecen acceso a «fondos de ayuda Covid-19» para alentar a las víctimas a completar un formulario con su información personal.
  3. Los delincuentes se han dirigido a personas con correos electrónicos de apariencia oficial que ofrecen una «reducción de impuestos municipales». Estos correos electrónicos, que utilizan el look y aspecto de los emails oficiales del gobierno, contienen enlaces que conducen a un sitio web gubernamental falso que se utiliza para acceder a información personal y financiera.
  4. Los estafadores también se aprovechan de gente necesitada, gente que solicita los beneficios, ofreciéndoles ayuda para solicitar los beneficios, como el Crédito Universal, y les piden un pago como anticipo por sus «servicios».

Ardides en el sector de salud

  1. Uno de los ardides más impactantes que ha aparecido durante la pandemia ha involucrado el uso del servicio de testeo y seguimiento.  Los delincuentes se aprovechan de un público ansioso enviando correos electrónicos de phishing y enlaces que afirman que el destinatario ha estado en contacto con alguien diagnosticado con Covid-19. Estos conducen a sitios web falsos que se utilizan para robar información personal y financiera o infectar dispositivos con malware.
  2. Las víctimas también están siendo blanco de anuncios falsos de productos relacionados con Covid, como desinfectantes para manos y máscaras faciales que no existen.

Estafas por Encierro

  1. Los delincuentes envían correos electrónicos y mensajes de texto falsos que dicen ser, por ejemplo, de servicios de cable o licencia televisiva, y les dicen a las personas que son elegibles para seis meses de licencia de TV gratuita debido a la pandemia de coronavirus. A las víctimas se les informa que ha habido un problema con su débito directo y se les pide que hagan clic en un enlace que las lleva a un sitio web falso que se utiliza para robar información personal y financiera.
  2. En medio de un aumento en el uso de servicios de suscripción de televisión en línea durante el bloqueo, los clientes han sido blanco de ataques por parte de delincuentes que envían correos electrónicos categóricos pidiéndoles que actualicen su información de pago haciendo clic en un enlace que luego se utiliza para robar información de tarjetas de crédito.
  3. Los estafadores también están explotando a quienes usan sitios web de citas en línea creando perfiles falsos en sitios de redes sociales que se utilizan para manipular a las víctimas para que entreguen su dinero. A menudo, los delincuentes utilizan las identidades de personas reales para entablar relaciones con sus blancos.
  4. Los delincuentes utilizan los sitios web de las redes sociales para publicitar oportunidades de inversión falsas, alentando a las víctimas a «aprovechar la recesión financiera». Las plataformas de Bitcoin están utilizando correos electrónicos y anuncios en las plataformas de redes sociales para alentar a las víctimas desprevenidas a invertir dinero en empresas de inversión falsas que utilizan sitios web falsos.

Durante esta pandemia, «hemos visto a delincuentes que utilizan métodos sofisticados para explotar cruelmente las preocupaciones financieras de las personas, haciéndose pasar por organizaciones confiables para engañarlos para que revelen su dinero o información», dijo Katy Worobec, directora general de delitos económicos en UK Finance.

«La industria bancaria y financiera está abordando el fraude en todos los frentes, invirtiendo millones en tecnología avanzada para proteger a los clientes y trabajando en estrecha colaboración con el gobierno y las fuerzas del orden para detener a las bandas criminales responsables y neutralizar la amenaza».

¿Cuál es la mejor manera de descubrir a un estafador alimentado por una pandemia? La historia descubrirá el misterio

Los indicadores financieros de estas estafas pueden incluir:

Historial de fraude: las autoridades de cualquier país, como en EE.UU., la Comisión Federal de Comercio (FTC), la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) o el DOJ, han identificado a la empresa, el comerciante o los propietarios de negocios como vendedores de productos fraudulentos.

Red de mentiras: una búsqueda o revisión de anuncios en la web indica que un comerciante está vendiendo pruebas, vacunas, tratamientos o curas de COVID-19.

Tómelo personal: el cliente participa en transacciones hacia o a través de cuentas personales para la comercialización de suministros médicos, lo que podría indicar que el comerciante vendedor es un negocio no registrado o sin licencia o que está realizando transacciones médicas fraudulentas.

Qué hay en un nombre: el cliente de la institución financiera tiene un sitio web con uno o más indicios de sospecha, incluido un nombre / dirección web similar a empresas reales y conocidas, una presencia limitada en Internet, una ubicación fuera de Estados Unidos y / o la posibilidad de comprar productos farmacéuticos sin receta cuando normalmente se requiere.

Control de imagen: las imágenes de marca del producto que se encuentran en línea parecen ser ligeramente diferentes de las imágenes del producto legítimo, lo que puede indicar un producto falsificado.

El precio es correcto: el comerciante está anunciando la venta de productos muy buscados relacionados con la pandemia de COVID-19 y cuenta con precios con grandes descuentos o muy inflados.

Fuera de la norma: el comerciante solicita pagos que son inusuales para el tipo de transacción o inusuales para el patrón de comportamiento de la industria. Por ejemplo, en lugar de un pago con tarjeta de crédito, el comerciante requiere el pago a través de una tarjeta prepaga, el uso de una empresa de servicios monetarios, una moneda virtual convertible o que el comprador envíe fondos mediante una transferencia electrónica de fondos a una jurisdicción de alto riesgo.

 

Comerciantes malhechores: las instituciones financieras pueden detectar patrones de recargos y tasas de devolución altas en las cuentas de sus clientes. Estos patrones pueden ser indicativos de fraude comercial en general.

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •