Compartir en Redes Sociales
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El ofertante ganador deberá proporcionar a la casa de subastas una dirección de criptomonedas registrada en una plataforma de exchange compatible.

Las autoridades rumanas están preparadas para organizar su primera subasta de criptomonedas, incautadas de un caso de fraude.

El 2 de octubre, La Agencia Nacional de Administración de Bienes Incautados (ANABI) anunció su próxima subasta de Bitcoin (BTC) y Ether (ETH) confiscados, como lo requiere un fallo de la Fiscalía en el Tribunal de Ploiesti. No se informaron las cantidades específicas de criptomonedas en subasta. En un comunicado de prensa, ANABI declaró:

Teniendo en cuenta la naturaleza de la propiedad mueble puesta a subasta, el adjudicatario deberá informar a la Agencia, para proceder con la transferencia, sobre las direcciones públicas de BTC y ETH asociadas a una plataforma virtual de negociación de divisas.

El 2 de octubre, La Agencia Nacional de Administración de Bienes Incautados (ANABI) anunció su próxima subasta de Bitcoin (BTC) y Ether (ETH) confiscados, como lo requiere un fallo de la Fiscalía en el Tribunal de Ploiesti. No se informaron las cantidades específicas de criptomonedas en subasta. En un comunicado de prensa, ANABI declaró:

Teniendo en cuenta la naturaleza de la propiedad mueble puesta a subasta, el adjudicatario deberá informar a la Agencia, para proceder con la transferencia, sobre las direcciones públicas de BTC y ETH asociadas a una plataforma virtual de negociación de divisas.

ANABI aclaró que la plataforma de exchange de criptomonedas utilizada por el adjudicatario deberá ser una entidad legal y registrada que se adhiera a las normas y pautas legislativas de Rumania para los instrumentos financieros. Debe incorporar los requisitos de Conozca a su cliente (KYC) para sus clientes y cumplir con las disposiciones contra el lavado de capitales nacionales y extranjeras.

Como se informó, Rumanía fue previamente citada ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea por su demora en la aplicación de la gama completa de disposiciones descritas en la Quinta Directiva contra el Lavado de Dinero y Financiamiento del Terrorismoincluidas las relacionadas con las criptomonedas, a la legislación nacional. Este mes de julio, Rumanía fue multada, junto con Irlanda, como consecuencia del retraso, aunque el país había aplicado mientras tanto los elementos pendientes de la directiva.

 

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •