Compartir en Redes Sociales
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

HSBC, Deutsche Bank, JPMorgan Chase, entre otros, fueron sacudidos este lunes en las bolsas de valores, luego de las revelaciones de un consorcio internacional de periodistas que los acusa de haber permitido y facilitado el lavado de dinero sucio a gran escala.

Las 21 instituciones más grandes del mundo perdieron cerca de 49,455 millones de dólares en valor de capitalización bursátil en un sólo día.

En Fráncfort, por ejemplo, Deutsche Bank cerró la jornada con una caída del 8.76 por ciento. Standard Chartered cayó 5.82% al final de la sesión en Londres.

En Hong Kong, HSBC alcanzó su nivel más bajo en 25 años, perdiendo 5.26 por ciento. Además de que el grupo es citado por la investigación del consorcio de periodistas, podría tener que enfrentar sanciones de China, en el marco de las medidas de represalia contra ciertos países extranjeros.

Uno de los citados en este caso, el banco ING cayó 9.27% en Ámsterdam. De acuerdo a informes de la prensa holandesa, la filial del banco en Polonia apoyó a ciertos clientes a enviar fondos sospechosos fuera de Rusia desde hace años.

El banco francés Société Générale también es objeto de investigación, y se le acusa de falta de transparencia frente a determinados clientes de su filial suiza SGPB. Su acción cayó 7.66% al finalizar la sesión bursátil en París.

La onda expansiva también se sintió del otro lado del Atlántico. Al finalizar la sesión en Wall Street, el gigante JPMorgan Chase perdió 3.09%, mientras que Morgan Stanley y Wells Fargo cayeron 3.43 y 4.34%, respectivamente.

En su investigación, realizada por 108 medios de prensa internacionales de 88 países, el ICIJ, denuncia las graves deficiencias de regulación en el sector.

Dinero sucio

La investigación “FinCEN Files” se apoya en miles de “informes de actividades sospechosas” (SAR por sus siglas en inglés) enviados a la policía financiera del Tesoro de Estados Unidos, FinCen, por bancos de todo el mundo, pero “fuera del conocimiento del público”. De acuerdo al ICIJ, durante años han circulado montos astronómicos de dinero sucio por las instituciones bancarias más importantes del mundo.

Estos documentos hacen referencia a unos 2 billones de dólares (1.7 billones de euros) de transacciones entre 1999 y 2017. Se trataría de dinero proveniente de la droga y actos delictivos, e inclusive de fortunas malversadas en países en desarrollo.

La investigación apunta hacia cinco bancos importantes: JPMorgan Chase, HSBC, Standard Chartered, Deutsche Bank y Bank of New York Mellon ( acusados de haber seguido haciendo circular fondos de presuntos criminales, incluso tras haber sido procesados).

Los informes, en las que se apoyaron los periodistas del consorcio, “no son declaraciones de crimen o fraude, sino que alertan sobre potenciales casos de delitos económicos”, argumenta UKFinance, lobby financiero británico, en un comunicado enviado a la AFP.

“Es simplemente un informe destinado a las autoridades tutelares (…) Actividades suplementarias pueden tener lugar y no presentar sospecha alguna o, por el contrario, confirmar la sospecha original. (…) Las autoridades tutelares también pueden solicitar a una entidad financiera mantener la relación con determinado cliente para permitir investigaciones más profundas”, destaca también UKFinance.

 

El economista.

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •