Compartir en Redes Sociales
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Con la finalidad de tener una infraestructura más eficaz y dar cumplimiento a su labor como supervisor del sistema financiero mexicano, la Comisión Nacional Bancaria y de Valores está por publicar su nuevo reglamento para reorganizar su estructura y donde dará más peso a su labor de supervisión de las Instituciones de Tecnología Financiera.

Con la finalidad de tener una infraestructura más eficaz y dar cumplimiento a su labor como supervisor del sistema financiero mexicano, la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) está por publicar su nuevo reglamento para reorganizar su estructura y donde dará más peso a su labor de supervisión de las Instituciones de Tecnología Financiera (ITF).

De acuerdo con el documento que se encuentra en la Comisión Nacional de Mejora Regulatoria (Conamer), la nueva estructura del supervisor del sistema financiero mexicano estaría conformada por las 10 vicepresidencias actuales, así como por 45 direcciones generales, en lugar de las 39 que le faculta el reglamento actual, vigente desde el 12 de noviembre del 2014 promulgado por el expresidente Enrique Peña Nieto.

“La Comisión Nacional Bancaria y de Valores como órgano administrativo desconcentrado de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, con autonomía técnica y atribuciones ejecutivas, ejercerá para la consecución de su objeto las atribuciones que le confieren su propia ley, las leyes relativas al sistema financiero mexicano, así como los demás ordenamientos jurídicos aplicables”, se  lee en el documento.

Dentro de las nuevas direcciones generales que tendría el organismo en su reglamento destaca la de Supervisión de Instituciones de Tecnología Financiera, es decir, aquella que se encargaría de la vigilancia y el funcionamiento de las plataformas que operen al amparo de la ley para Regular las ITF, o también conocida como Ley Fintech.

En la actualidad, en la CNBV opera una dirección general de Supervisión de Instituciones de Tecnología Financiera, a cargo de Ernesto Calero; sin embargo, ésta no aparece dentro del reglamento actual de la Comisión.

Comité interinstitucional

Una de las novedades dentro del nuevo reglamento de la CNBV es la inmersión del Comité Interinstitucional, el cual está contemplado dentro de la Ley Fintech y tiene la labor de dar el aval a los expedientes de las entidades para operar bajo dicha normativa.

“El Comité Interinstitucional se integrará por seis miembros propietarios, dos de los cuales serán representantes de la Secretaría (de Hacienda), dos del Banco de México y dos de la CNBV, designados por los respectivos titulares de dichas autoridades financieras”, se puede leer en la Ley Fintech.

Dentro del reglamento de la CNBV, se estipula el funcionamiento de dicho Comité conforme lo dicta la Ley Fintech y sus acuerdos podrán ser ejecutados, conforme al ámbito de su competencia, por el presidente, vicepresidente, directores generales y servidores públicos de dicha comisión presidida por Juan Pablo Graf Noriega.

Asimismo, la supervisión dirigida a las sociedades financieras populares (sofipos) estaría a cargo de dos direcciones, y no sólo en una como se hace actualmente, además de que se crearía, por reglamento, la dirección general de Administración de Inversiones y la dirección general de Supervisión de Conducta de Participantes del Mercado.

El nuevo reglamento remarca que todas las direcciones del organismo estarán facultadas para elaborar los programas anuales de supervisión de las entidades, coordinar las visitas de inspección ordinarias que hayan sido proyectadas en el programa anual de supervisión y evaluar, de forma prudencial, a las instituciones financieras que estén bajo la vigilancia de dicho organismo.

De acuerdo con el Presupuesto de Egresos de la Federación 2020, para este año a la CNBV se le aprobaron 1,661 plazas, es decir, una reducción de 101 puestos respecto a lo aprobado para este organismo en el 2019.

 

El economista.

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •