Compartir en Redes Sociales
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Economistas de Banorte consideraron que el país cuenta factores que le permiten afrontar la crisis de mejor manera que en otras ocasiones.

Economistas de Banorte consideraron que aunque el Producto Interno Bruto (PIB) de México en el segundo trimestre de 2020 tuvo su peor caída desde 1932 y lo mismo se espera para todo el año, con lo que sería la recesión más fuerte en casi 100 años, esta no será la peor crisis, dado que el país cuenta factores que le permiten afrontarla de mejor manera que en otras ocasiones.

En su podcast semanal Norte Económico, Gabriel Casillas y Alejandro Padilla, destacaron que entre estos factores se encuentran: un régimen de tipo de cambio flexible; un banco central autónomo desde hace 25 años; una Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria y un sistema financiero bien capitalizado.

“Recuerden que México fue el primer país que cumplió con los criterios de capital y liquidez de Basilea III”, señaló Casillas.

Los directores de análisis económico de Banorte, recordaron que el PIB se contrajo 17.3% en el segundo trimestre del 2020 frente al trimestre previo, y la contracción anual fue de 18.9 por ciento.

Sin embargo, consideraron que la economía mexicana ya tocó fondo y lo peor de la recesión ya pasó, por lo que estimaron un crecimiento de 4.4% en el tercer trimestre y de 6.3% en el cuarto. Eso sí, mantuvieron su pronóstico para todo el año, de una contracción de 9.8 por ciento.

“Si bien las tasas anuales continuarán en terreno negativo, las expectativas para los próximos trimestres reflejan que habrá una recuperación gradual”, mencionaron.

Consideraron, no obstante, que la recuperación dependerá de los estímulos monetarios y fiscales, así como de los apoyos a las empresas.

Efectos distintos en cada región

Los analistas de Banorte comentaron que la recesión tendrá efectos distintos en cada región y estados del país.

Por ejemplo, estimaron que la región norte (Nuevo León, Tamaulipas, Durango y Coahuila) será la más afectada, con una contracción de 13.7%, y que por ejemplo, Coahuila será el estado que más resienta la crisis, ya que su PIB caerá 21 por ciento.

No obstante, precisaron que la región también será la primera en recuperarse, debido a la importancia del sector manufacturero.

En contraparte, en la Región Peninsular (Campeche, Chiapas, Oaxaca, Quintana Roo, Tabasco y Yucatán) prevén que el PIB caerá 6.3% y que Tabasco será la entidad menos perjudicada, con una contracción de apenas 0.9 por ciento.

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •