Compartir en Redes Sociales
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La contingencia cambió casi de forma inmediata la forma en la que trabajamos, y aunque afortunadamente la tecnología nos abre muchas puertas para continuar con nuestras labores desde casa, en un entorno que conlleva desafíos, en especial de ciberseguridad.

“Los mecanismos que tradicionalmente nos protegían en la oficina no necesariamente funcionan desde la casa”, nos explicó Gustavo Chapela, Director de KIO Cyber Security. “Tanto los administradores de la tecnología como los ejecutivos de las empresas están un poco más vulnerables, dado que están trabajando desde casa, con redes domésticas que pueden ser más vulnerables, solo con la infraestructura que a nivel privado pudieron contratar”.

Las empresas ofrecen un entorno más controlado: desde las redes hasta los equipos; sin embargo, al trabajar desde nuestras computadoras particulares, con redes domésticas, puede incrementarse la vulnerabilidad. Recuperar esa seguridad es posible atacando desde dos frentes: con educación y tecnología.

“El riesgo más latente es uno que ha venido creciendo independientemente de la contingencia: el robo de identidad. Si te roban tus credenciales, tu usuario y tu contraseña, pueden representarte completamente y hacer todo lo que tú puedes hacer en los sistemas. Con todos en su casa, menos mecanismos de protección y mayor contacto anónimo, el riesgo aumenta”.

En ese aspecto, el elemento más vulnerable es también uno de los más utilizados: el correo electrónico. “Es una herramienta maravillosa a nivel de comunicación, sin embargo es de las más riesgosas. Cualquiera que tenga tu correo te puede enviar un mail, como el famoso spam y, lo más peligroso, el phishing”.

Con el phishing, los atacantes están “pescando”: lanzando anzuelos a millones de correos, esperando a ver a quién pueden engañar. No es un problema tecnológico, sino estafas que engañan a los usuarios para que voluntariamente entreguen su información personal.

Por eso es tan importante la capacitación. “Uno de los principales factores que reducen los riesgos es la conciencia del personal. Las empresas deben hacer campañas para concientizar a sus empleados de que son objetivo de engaño”. Esta estrategia puede evitar muchos ataques, pero es importante que los empleados sepan qué hacer en caso de caer víctimas de uno de ellos. “En esa misma campaña hay que indicarle al personal con quién es adecuado reportarse. Depende de cada organización pero por lo menos hay que hablarle a la gente de sistemas. Cualquier actividad sospechosa vale la pena reportarla, porque es fácil caer en estos engaños. Algunos son muy sutiles, están bien hechos”.

 

¿Qué información debemos darle a nuestro personal?

“Lo principal es la conducta que debe tener cada persona, el tipo de contraseñas que deben de usar, las precauciones que deben de tener, qué cosas deben de reportar. Lo más importante es darle herramientas al personal para protegerse, para seguir las mejores prácticas. Un poco de cultura básica de los principales consejos y cómo funcionan”.

Aunque esta comunicación puede ser efectiva, es indispensable tener un primer filtro que ayude a detener la mayoría de los ataques, herramientas de última generación como las que ofrece KIO Networks, que con inteligencia artificial detecten los correos que no son genuinos, y reduzcan el número de correos no deseados.

 

Otro riesgo a considerar

El segundo punto que debemos proteger es el endpoint, el equipo que utilizamos para llevar a cabo nuestras labores desde casa, y que es un gran riesgo al que debemos estar atentos.

“Muchas veces es un equipo particular que puede tener vulnerabilidades si no está bien protegido”.

Por estas razones es importante considerar la seguridad como un punto básico a tocar cuando pensamos en las herramientas necesarias para trabajar desde casa. Las empresas requieren de soluciones integrales, creadas a la medida, para asegurar la integridad de su información.

“Sin tecnología no nos podemos proteger. Nos atacan con tecnología, nos tenemos que defender con tecnología”.

Definitivamente no es un problema sencillo, pero con las herramientas correctas se puede prevenir. “El valor que aporta KIO Networks con sus 300 ingenieros de ciberseguridad es el monitoreo. Normalmente una empresa tiene que desplegar una serie de soluciones complejas que generan alertas, nosotros brindamos a nuestros clientes la capacidad de analizar y responder ante todas estas, 24/7 con nuestro personal experto nos dedicamos a monitorear y configurar estas soluciones”.

Para que tu empresa no esté desprotegida, KIO Networks tiene soluciones para cualquier negocio, sin importar su tamaño.

“La única empresa que no necesita ciberseguridad es la que no tiene datos digitales. Cualquiera que tenga un sistema que sea importante para la empresa, si le preocupa que esa información sea borrada o robada, ahí les podemos ayudar. Tenemos soluciones tanto como para empresas muy pequeñas, como para las más grandes de México”.

Para recibir más información sobre las promociones y paquetes de KIO Networks entra en este link.

Contar con las herramientas para proteger tus datos es garantizar la continuidad de tu negocio ante cualquier contingencia. ¡No esperes más para implementar estas medidas!

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •