Luis Niño de Rivera, consideró que si los gigantes tecnológicos como Google, Apple, Facebook y Amazon, entre otros, quieren entrar a México en el mercado de servicios financieros, deben cumplir con la misma regulación que cumplen los bancos.

El presidente de la Asociación de Bancos de México (ABM), Luis Niño de Rivera, consideró que si los gigantes tecnológicos como Google, Apple, Facebook y Amazon, entre otros, quieren entrar a México en el mercado de servicios financieros, deben cumplir con la misma regulación que cumplen los bancos.

“Si quieren participar más directamente en el mundo financiero, siempre deberán tener en cuenta que éste es un mundo altamente regulado, y que para poder operar tendrán que cumplir con la regulación como cumplimos todos”, dijo.

En el Encuentro Fincluye, organizado por Citibanamex, señaló que es justo aquí donde a estas big tech les cuesta más trabajo.

“Porque ellos viven en el mundo donde se puede hacer todo lo que la ley no prohíba, y en el mundo regulado puedes hacer lo que la ley te permite”, indicó.

El banquero detalló que la capacidad tanto tecnológica como económica que tienen estas empresas es enorme, pues tienen miles de millones de clientes y seguidores, lo mismo que manejan miles de millones de datos.

“Tienen miles de millones de datos, tienen bases de datos muy extensas, y el mundo de los datos en el lado regulado tiene también requerimientos de seguridad muy elevados, y algunos de ellos han sufrido desafortunadas intervenciones de hackers a sus bases de datos. Sin esa seguridad en la información, se vuelve también un problema delicado”.

Respecto a la interacción que debe tener la banca con las big tech, Luis Niño declaró que ello dependerá de cada banco, y qué productos quieren ofrecerse.

“¿Cómo vas a trabajar con ellos como competidores? Tiene que ver primero con un tema regulatorio para que la cancha sea pareja para todos, y segundo en qué parte quiero participar, y competiremos frente a frente o de lado, porque los bancos tenemos una base de datos de clientes importante, y la vamos a proteger porque ése es nuestro negocio”, enfatizó.

 

 

El economista.