Prestadero busca la autorización de la autoridad para operar como institución de fondeo colectivo, que es una de las dos figuras que contempla la Ley Fintech.