Santander México está a favor de una mayor competencia en servicios financieros, pero en el caso de las llamadas bigtechs (gigantes tecnológicos como Facebook, y Apple), que quieren entrar a este mercado, deben tener la misma regulación que los bancos.

 

Ángel Rivera, vicepresidente de Banca Comercial de Santander México, destacó que la competencia empuja a los participantes a hacer mejor las cosas en beneficio del usuario final. Sin embargo, destacó, el mercado debe ser homogéneo.

“Respecto a las bigtechs, al final lo que hemos pedido siempre es una regulación pareja, una regulación similar a la de los bancos”.

Entrevistado en el marco del primer día del Finnosummit 2019, expuso que, en el caso de las bigtechs, lo que preocupa mucho es el manejo de la información.

Garantes de la seguridad

“Los bancos hemos sido y somos garantes de la seguridad de nuestros clientes, no comercializamos los datos, y por eso la preocupación que tiene el regulador con la llegada de algunas de estas bigtechs que tienen objetivos comerciales totalmente distintos a los bancos”, dijo.

Agregó: “si van a competir en el mundo de pagos, lo que queremos es que la regulación sea pareja, la que tienen las entidades financieras que tengan estas nuevas compañías y nosotros abiertos a la competencia”.

Con fintech, alianzas

Ángel Rivera fue enfático en que haya más competencia en el sector financiero, y prueba de ello es la colaboración que Santander, a nivel mundial, realiza con las fintech, ya sea aliándose o invirtiendo. De hecho comentó que, a nivel global, cuentan con un fondo de 300 millones de libras para apoyar este tipo de empresas.

“Respecto a las fintech, nosotros estamos colaborando, no lo vemos como competencia, sino como un complemento al desarrollo de soluciones (…) estamos fomentando esa colaboración”, expuso.

De hecho es la segunda ocasión que Santander participa en el Finnosummit, a través del radar Santander, una competencia entre fintech, a cuya ganadora apoya.

“Invertimos en el capital de algunas fintech, lo hacemos en México, Inglaterra y España; la idea es apoyar toda esa transformación digital, porque lo que estamos buscando es servir a los clientes”, señaló.

En el caso de México, refirió que ha habido inversiones pequeñas en fintech locales, pero hoy se trabaja con este ecosistema de manera más directa, y prueba de ello es la empresas que desarrolló su app Tap, con la que se puede enviar dinero desde redes sociales.