El sector de ahorro y crédito popular se compone por dos figuras: las socaps y las sofipos.

Los orígenes de Libertad Servicios Financieros datan de 1960, cuando se constituyó con el nombre de Caja Popular Libertad.

EL SECTOR de las sociedades cooperativas de ahorro y préstamo (socaps) del país, conocidas como cajas populares, emitió un comunicado en el que explica la diferencia existente entre este sector y la sociedad financiera popular (sofipo).

Lo anterior debido a que, de acuerdo con la Confederación de Cooperativas de Ahorro y Préstamo de México (Concamex), órgano representativo del sector de las socaps, erróneamente le ha dado a Libertad Servicios Financieros el adjetivo de caja y afirmó que esta entidad no pertenece al sector cooperativo de ahorro y préstamo.

Libertad Servicios Financieros actualmente es señalada por presuntas operaciones ilícitas.

“Algunos medios de comunicación informaron acerca de la detención de una persona relacionada con Libertad Servicios Financieros, a la que de manera errónea se le ha referido como Caja Libertad, siendo que su registro lo refiere como una sociedad financiera popular”, indica la Concamex en un comunicado firmado por su presidente, José Manuel Cruz Contreras.

De acuerdo con la Concamex, nombrar a Libertad Servicios Financieros como caja de ahorro puede generar incertidumbre en los socios de las socaps, al señalar a esta entidad y a sus directivos por presuntos actos ilícitos al interior de la misma.

La semana pasada en la Ciudad de México, el ahora expresidente del Consejo Directivo de la sofipo Libertad Servicios Financieros, Juan Collado, fue detenido por elementos de la Agencia de Investigación Criminal al hacer efectiva una orden de aprehensión en su contra por los presuntos delitos de delincuencia organizada y operaciones con recursos de procedencia ilícita.

De acuerdo con la orden de aprehensión, que integra la denuncia contra Juan Collado, el motivo principal de la acusación es por la presunta simulación en la compraventa de un inmueble que en la actualidad es el edificio corporativo de la sofipo.

DE CAJA A SOFIPO

Los orígenes de Libertad Servicios Financieros datan de 1960, cuando se constituyó con el nombre de Caja Popular Libertad. De 1994 a 1996 operó como sociedad de ahorro y préstamo, y de ese año al 2008 bajo la figura de sociedad cooperativa de responsabilidad limitada.

Fue en diciembre del 2008, en el marco del nacimiento de la figura legal de la sociedad financiera popular, que Caja Popular Liberad, en un proceso muy controvertido, se transformó a Libertad Servicios Financieros para operar bajo dicha figura legal. En su momento se señaló a los directivos

2008 FUE EL AÑO en que en el marco del nacimiento de la figura de sofipo que Caja Popular Libertad se transforma.

de dicha entidad de hacer esta transformación con un proceso poco transparente y sin informar a los socios de esta entidad.

El sector de ahorro y crédito popular en México se compone principalmente por dos figuras: las socaps y las sofipos, que en conjunto atienden a alrededor de 11 millones de personas en el país.

Las socaps son entidades constituidas que tienen por objeto realizar operaciones de ahorro y préstamo con sus socios sin ánimo especulativo y no son intermediarios con fines de lucro.

“Las sociedades cooperativas o cajas populares son organizaciones formadas por personas físicas, que de manera voluntaria se unen para satisfacer sus necesidades en términos de la promoción del ahorro y el uso del crédito cooperativo. Los resultados del trabajo en conjunto entre los socios contribuyen a mejorar la calidad de vida de sus integrantes”, detalla la Concamex.

El marco legal que rige a las socaps es la Ley para Regular las Actividades de las Sociedades Cooperativas de Ahorro y Préstamo que se publicó en el Diario Oficial de la Federación en agosto del 2009. En la actualidad hay alrededor de 160 socaps autorizadas en el país.

Respecto a las sofipos, éstas son entidades de microfinanzas, que son constituidas como sociedades anónimas de capital variable y están facultadas para prestar servicios financieros tanto a sus socios como a sus clientes. El marco que rige a estas entidades es la Ley de Ahorro y Crédito Popular.

En ambas figuras, los socios y clientes de dichas entidades cuentan con la protección de un seguro de depósito equivalente hasta 25,000 Udis, es decir, alrededor de 157,000 pesos. (Con información de Fernando Gutiérrez)

El economista.