El Financiero tuvo acceso a un listado de cuentas bloqueadas por la Unidad de Inteligencia Financiera, mismo que también incluye a otras empresas como Yap Consultores y Casa Portela México.

La Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) envió el oficio a las instituciones del sistema financiero para bloquear las cuentas del exdirector de Pemex, Emilio Lozoya; de su hermana, Susana Gilda; y del dueño de Altos Hornos de México (AHMSA), Alonso Ancira Elizondo.

“Se le congelan las cuentas a Emilio Lozoya (y) como está relacionada AHMSA también se congeló (sus cuentas bancarias)”, confirmó a El Financiero, Santiago Nieto, titular de la UIF.

Sobre el monto de los recursos congelados tanto a Lozoya como a AHMSA, Nieto dijo que «no tenemos el dato todavía porque eso lo tiene que dar los bancos, tienen 48 horas para informarlo».

En el listado, en poder de El Financiero, aparece la hermana de Emilio Lozoya, Susana Gilda, junto con Rodrigo Arteaga Santoyo, quien fue secretario particular de Emilio Lozoya en Pemex. En el documento también aparece una persona identificada como María del Carmen Ampudia Cárdenas.

En esa misma lista de cuentas ‘congeladas’ también están las empresas Yacani, Rancurello, Yap Consultores y Casa Portela México.

En los siguientes días se procedería a congelar las cuentas de su esposa María Helene Ecke, de acuerdo con fuentes consultadas por El Financiero.

Emilio Lozoya fue inhabilitado como servidor público el pasado miércoles por un periodo de 10 años. Lozoya fue acusado de hacer mal uso de recursos públicos al pagar un sobrecosto cercano a los 620 millones de pesos en la compra de una planta industrial de Grupo Fertinal.

El bloqueo de las cuentas de AHMSA se derivó de la recompra que hizo Pemex, a un supuesto sobreprecio, de una planta de producción de fertilizantes que contenía maquinaría ‘chatarra’ o inservible (que estaba en poder de AHMSA), confirmaron fuentes a El Financiero. Esta recompra se llevó a cabo en 2014 en la Administración de Lozoya.

Una vez bloqueadas las cuentas, tienen un periodo de 30 días para explicar ante la UIF el motivo y origen de sus operaciones, que estén siendo investigadas.

Fuentes consultadas por El Financiero confirmaron que entre las cuentas bloqueadas se encuentra en la que se dispersan los recursos de nómina, misma que mañana se desbloqueará para no afectar a trabajadores

Más temprano Altos Hornos de México había acusado que por instrucciones de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), dependiente de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), le congelaron las cuentas bancarias con las que opera.