Compartir en Redes Sociales
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

En el país existen alrededor de 300 fintech, de las cuales 85 encajan en la regulación que impone la ley y sólo 15 podrían operar.

Las fintech interesadas tienen hasta septiembre, para solicitar su autorización ante la Comisión Nacional Bancaria y de Valores.

DE ACUERDO con el radar Finnovista, hoy hay poco más de 300 fintech en México. De éstas, 85 encajan en la regulación que impone la Ley Fintech, es decir, las que tienen que ver con fondeo colectivo, pagos y activos virtuales.

Sin embargo, de acuerdo con Juan Carlos Flores, director general de Doopla, plataforma mexicana de fondeo colectivo, alrededor de 15 de esas 85 obtendrían la autorización para operar como instituciones de tecnología financiera, fintech.

En conferencia, el emprendedor mencionó que no es fácil cumplir con todos los requerimientos que establece la ley en la materia, dado que son 35 documentos que deben entregar las startups que quieran obtener autorización, mismos que contemplan alrededor de 100 actividades.

Éstas tienen que ver con aspectos legales, plan de negocios, políticas y proyectos de manuales, información de accionistas, gobierno corporativo e información en materia de riesgo tecnológico.

A decir de Juan Carlos Flores, el costo de todo ello es, en promedio de entre 7 y 8 millones de pesos.

La Ley Fintech se promulgó en marzo del 2018 y en septiembre se emitió la primera etapa de la regulación secundaria. Con base en ello, las fintech interesadas tienen un año, hasta septiembre, para solicitar su autorización ante la Comisión Nacional Bancaria y de Valores. Este órgano regulador a su vez, tiene seis meses posteriores a la emisión de la solicitud, para determinar si otorga la autorización o no.

Juan Carlos Flores detalló que, en el caso de Doopla, ya trabajan en el cumplimiento de todos los requisitos, por lo que la estimación es que se ingrese la solicitud de autorización en junio o julio próximos.

En el periodo comprendido entre que se ingresa la solicitud y el que la autoridad determina si se da el aval o no, las startups pueden operar con el aviso de que su proceso de autorización está en trámite. En caso de que les sea negada, éstas deben dejar de operar como fintech.

El director y fundador de Doopla ve en lo general bien la Ley Fintech, pero al mismo tiempo, en su momento, manifestó inconformidades con algunos puntos, mismos que no fueron del todo tomados en cuenta.

DOOPLA ESPERA SEGUIR CON CRECIMIENTO

Juan Carlos Flores, director de Doopla, destacó que a cuatro años de que nació esta fintech de fondeo colectivo, ha habido un crecimiento acumulado en colocación de créditos de 230 por ciento. En el 2018 se entregaron, de parte de los diferentes inversionistas, cerca de 80 millones de pesos y la meta para el 2019 es superar 81 millones.

Ello, explicó el directivo, a través de la tecnología, grandes inversionistas, consolidación de su equipo y alianzas con empresas para que el cobro de los préstamos se haga desde la nómina de los trabajadores. Hoy este modelo ya funciona en Doopla.

“Estamos muy contentos porque 73% de nuestros inversionistas es recurrente y más de 94% de los solicitantes paga puntualmente. Gracias a esto, el año pasado registramos que la cartera vencida fue de 5.8%, un descenso de 1.04% con respecto al 2017, lo que se compara favorablemente al dato de tarjetas de crédito, que es de 15%”, detalló.+

El economista.

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •