Compartir en Redes Sociales
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Transferencias de dinero y depósitos bancarios se ligan a gasolina robada. Se registraron casi 14,000 operaciones inusuales en áreas cercanas a ductos.

EL SERVICIO de Administración Tributaria (SAT) detectó irregularidades relacionadas con el pago del Impuesto sobre la Renta (ISR) por 3,217 millones de pesos en diferentes gasolinerías del país.

Margarita Ríos-farjat, jefa del SAT, informó que tras realizar auditorías relacionadas con la compra y venta de combustible, se detectaron 194 contribuyentes con inconsistencias fiscales.

Durante la rueda de prensa matutina del presidente Andrés Manuel López Obrador la titular del SAT añadió que 54% de ese quebranto se generó en siete entidades: Ciudad de México, Michoacán, Estado de México, Tamaulipas, Baja California, Jalisco y Puebla.

Este descubrimiento, indicó la jefa del SAT, se dio tras la petición de la información del ejercicio fiscal del 2017 que hizo la autoridad fiscal a Petróleos Mexicanos (Pemex) en diciembre pasado.

Ríos-farjat aseveró que desde el SAT se ordenó recuperar los recursos fiscales que no fueron enterados al fisco por las prácticas asociadas al transporte, almacenamiento, venta y distribución del combustible.

“Entre las acciones destacan auditorías y revisiones fiscales profundas. En tanto los contribuyentes no regularicen su situación fiscal, se les limitará su actividad económica por la vía de impedir que emitan facturas y realicen importaciones”, anunció.

Agregó que a solicitud de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda, el SAT ha compartido los datos fiscales de 32 contribuyentes que presentaron actividades inusuales. Además, el fisco ha solicitado a la UIF estudiar otros 200 casos.

Con base en dicha información y la que tenga la UIF, el SAT procederá a la congelación de las cuentas bancarias.

Asimismo, Ríos-farjat mencionó que en conjunto con otras dependencias de seguridad nacional del gobierno, el SAT, através de la Administración General de Auditoría Fiscal Federal y la Administración General de Aduanas (AGA), participará en operativos en domicilios, instalaciones, bodegas, vía pública y carretera.

“En este particular, la AGA ha participado en operativos en conjunto con la Policía Federal a partir de diciembre, asegurando nueve pipas y más de 200,000 litros de combustible robado”, acotó la regiomontana.

LAVADOS, 10,000 MDP

Por su parte, Santiago Nieto, titular de la UIF, indicó que tras el análisis de los reportes que reciben del sistema financiero se detectó que entre el 2017 y el 2018 se han lavado 10,000 millones de pesos a través del robo de hidrocarburos.

“Una gran parte de las estaciones gasolinerías hace depósitos y transferencias en efectivo que son diferentes al número de recursos con los que operan, es decir, muchas gasolinerías, a partir de la reforma energética, lo que hacen es comprarle a Pemex e importar combustible; sin embargo, sus ventas superan las compras que han desarrollado ante Pemex. ¿Qué significa eso? Ese diferencial no puede ser otra cosa que el suministro de huachicol”, aseveró.

Agregó que en las 32 entidades del país se registraron casi 14,000 reportes de operaciones inusuales y relevantes proporcionados por la banca. Así, se detectaron 3,674 millones de pesos a través de los reportes de operaciones relevantes y poco más de 6,070 millones en los reportes de actividades inusuales. Los reportes se generaron, principalmente, en los municipios cercanos a los ductos de Pemex.

Mencionó que en un trabajo conjunto con la Secretaría de la Función Pública, la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana y el SAT, de 32 casos revisados, ya se presentaron solicitudes judiciales para el congelamiento de cuentas correspondientes.

FUNCIONARIOS PÚBLICOS, INVOLUCRADOS

Santiago Nieto informó que, hasta el momento, se han congelado las cuentas de 15 personas relacionadas con el robo de combustible, de un total de 24 involucrados.

“Esto ha permitido llevar, hasta este momento, cinco casos específicos ante la PGR con la idea de que se judicialicen de forma pronta. En estos casos estamos ante la presencia de empresarios, pero también de servidores públicos como un exfuncionario de Pemex; un ex diputado local, un ex presidente municipal, relacionados con la propiedad de concesiones de venta de gasolina y la comercialización de huachicol”, refirió.

En los casos planteados: hay depósitos y retiros por 80 millones, en el primer caso; el segundo está relacionado con 150 millones; el tercero, 386 millones; el cuarto, 27 millones, y en el quinto hay una operación de 230 millones de pesos y 11 millones de dólares.

Santiago Nieto explicó que el modus operandi implica no solamente la comercialización de huachicol, sino el blanqueo de esos capitales en el sistema financiero a través de diversas operaciones.

Se han detectado transferencias internacionales por montos importantes que oscilan en más de 2 millones de dólares, así como adquisicio- nes de vehículos de lujo, de los cuales una parte se paga en efectivo.

“Hemos encontrado también servidores públicos que adquieren, de forma anual, bienes inmuebles a nombre propio y de familiares o personas cercanas y cómo se compran boletos de avión, joyas, obras de arte, para efecto de blanquear los capitales provenientes del robo de hidrocarburos”, finalizó.

SE REQUIERE METER EL DINERO AL SISTEMA FINANCIERO

Silvia Matus, integrante del Colegio de Contadores Públicos de México, explicó que el proceso del lavado de dinero, para cualquier actividad, se da cuando se obtienen recursos a través de un delito, como sería el crimen organizado, secuestros, robos y huachicoleo, entre otros.

“El criminal va a necesitar, en algún momento, meter ese dinero ilícito al sistema financiero, porque no se puede tener guardado debajo del colchón o en el clóset. Necesita limpiar los recursos, hacerlos pasar por dinero legítimo y lo hace a través de diferentes operaciones o compras”, acotó.

El economista.

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •