Compartir en Redes Sociales
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Si es cliente de una microfinanciera, es importante saber cómo se verá afectado una vez que se dé el alza de tasas.

Aunque obtener créditos personales pudiera parecer de lo más sencillo, ya que se ofrecen al por mayor en un simple paseo en establecimientos comerciales, en ocasiones es difícil obtener un préstamo para financiar proyectos de importancia, como emprender o sustentar un negocio.

Las microfinancieras han sido la opción para obtener préstamos importantes, ya que es relativamente sencillo obtener un crédito en estas entidades, eso sí, con distintas condiciones respecto a la banca comercial, sobre todo en una cuestión: una mayor tasa de interés, es decir, créditos más costosos.

Por ello, si es cliente de alguna sociedad financiera popular o caja de ahorro, quizá tenga la inquietud de que los préstamos se encarezcan por la inminente alza de tasas tanto en Estados Unidos como en México, de la mano del Banco de México (Banxico), lo que se podría anunciar en las próximas semanas.

Sin embargo, si bien los especialistas coinciden en que las microfinancieras no serán ajenas ante este movimiento, tampoco visualizan un panorama de una abrupta alza en el costo de los financiamientos, aunque depende de diversos factores según las características de cada cliente.

Microfinancieras, con margen para absorber costos

El principal factor que ha desatado el temor de un mayor precio de los créditos en el sector popular, se da porque las microfinancieras suelen manejar tasas más altas, debido al riesgo adicional que asumen al atender a un grupo de usuarios que los bancos más grandes descartan, ya que sobrepasan su parámetro de riesgo, advierte Oliver Ambía, académico del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM).

Lo que se puede deducir, añade, es que habría una mayor sensibilidad cuando se dé el alza de tasas y que los directivos quieran reflejar ese incremento en sus productos, y posiblemente lo ajusten de manera paulatina, aunque no existe una certeza de que esto pueda ocurrir y así sea para todos.

“En el país afectaría al pequeño y mediano empresario que no puede obtener un préstamo en la banca tradicional y acude a entidades del sector popular”, advierte Alicia Girón, investigadora del Instituto de Investigaciones Económicas de la UNAM.

No obstante, Patricio Diez de Bonilla, director de Servicios Financieros de Gentera, lo conmina a mantener la calma, al detallar que las tasas de interés que cobra cualquier institución financiera, sea de la banca tradicional o sector popular, están relacionadas al saldo promedio que otorga el crédito, por lo que existe un margen que permite que las entidades sean las que absorban el costo del alza de tasas y no los clientes.

“Un saldo alto con una tasa baja genera intereses suficientes para cubrir los gastos que tiene una institución financiera”, comenta, y añade que a pesar de que en su estructura de costos —a diferencia de la banca tradicional—, los gastos operativos del monitoreo de los clientes son más altos que la banca comercial, la capacidad de pago de los usuarios no se vería afectada, en tanto el alza de Banxico sea gradual y sobre un largo plazo.

Tasa fija o variable, factor clave

Otra variable que definirá qué tan afectado se verá el costo de un crédito será la tasa que figura en su contrato, que puede ser fija o variable.

“Dependiendo del producto que haya contratado, debe especificarse si se considera a una tasa fija o variable; estos últimos son los que, bajo las condiciones del mercado, se verían afectados, pero si es a tasa fija mantendrá el costo que tenga pactado en su contrato”, destaca el académico del ITESM.

En este sentido, Diez de Bonilla expone que los créditos que suelen manejarse son a tasa fija, por lo que no hay afectaciones a los clientes.

Sin embargo, si usted tiene un contrato en tasa variable es recomendable estar al tanto de las condiciones del mercado para prever el alza de tasas, rubro en el que los especialistas contemplan una variación desde 0.25 hasta 1 punto porcentual.

Asimismo, el sector no descarta por completo que en el largo plazo exista una variación en el costo de los créditos. “Donde sí nos veríamos afectados sería en el costo del financiamiento de la compañía; nuestro costo financiero está a tasas variables y en la medida que se dé el alza, el costo financiero tenderá a ir hacia arriba”, añade el directivo de Gentera.

Fuente : El Economista

Queremos ser parte de su equipo…..La Experiencia hace la Diferencia.

Publicado por Servicios Integrales SI, SC en jueves, septiembre 10, 2015 

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •