Compartir en Redes Sociales
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Aseguran que la contracción de financiamiento de la banca hacia ellas va en línea con el cierre de cuentas que han sufrido.

La contracción en el financiamiento que la banca otorgó a las sociedades cooperativas de ahorro y préstamo (socaps), al cierre del primer trimestre del año, va en línea con la aversión que los bancos tienen con estas entidades y que ha derivado en otros conflictos, como el cierre de cuentas bancarias.

Según la Confederación de Cooperativas de Ahorro y Préstamo de México (Concamex), la banca considera como entidades de riesgo a lassocaps, por lo que se ha disminuido la interdependencia que tienen estas entidades con los bancos.

“De acuerdo con información de la CNBV al cierre de marzo del 2016, los créditos que la banca múltiple y otros organismos otorgaron a las socapscerraron en 381 millones de pesos, cuando en el mismo periodo del año pasado se ubicaron en 836 millones de pesos”, detalló la Concamex. Esto significa una contracción de 54.5% del financiamiento de los bancos a las cooperativas de ahorro y préstamo en los primeros tres meses del año.

En su último boletín informativo, la Concamex indicó que la banca, al considerar a las socaps como entidades de riesgo, evidencia la poca confianza que tienen los bancos en la supervisión que ejerce la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) en las cooperativas.

“Esta disminución en la interdependencia de las socaps con la banca múltiple se ha derivado de la aversión de ésta por mantener cuentas de las socaps, ya que se las considera de alto riesgo”, explicó la confederación.

“Colateralmente, hace evidente la poca confianza de la banca con la autoridad supervisora, ya que las socaps afectadas son instituciones que cuentan con una autorización por parte de la CNBV”, agregó.

Pese a este panorama, la Concamex reconoció que luego del cierre de cuentas bancarias que las socaps han sufrido, algunas instituciones bancarias, por instrucción de la CNBV y de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), decidieron volver abrirlas.

Sin embargo, la confederación enfatizó que esta problemática de cierre de cuentas persiste, pues dicha situación está basada en una política internacional no escrita llamada de-risking (término acuñado para la eliminación de riesgos en una institución financiera), a la que los bancos se han apegado.

Y es que el cierre de cuentas bancarias no es un tema que sólo afecte al sector de las socaps sino que también ha llegado a otros sectores, como el de las sociedades financieras de objeto múltiple (sofomes), financieras populares (sofipos), casas de cambio y otro tipo de intermediarios financieros no bancarios que dependen de estos servicios de los bancos para operar.

Aunque la autoridad ha dicho que trabaja con los bancos para que el asunto de cierre de cuentas no se convierta en un tema de discriminación general a este tipo de intermediarios financieros no bancarios, la Concamex nuevamente evidenció la aversión que sufren las socaps por parte de los bancos sumándole el tema de la caída en el financiamiento que otorgan a estos intermediarios.

Para la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece), el cierre de cuentas bancarias que sufren los intermediarios financieros no bancarios pudiera obedecer a temas de prevención de lavado de dinero y financiamiento al terrorismo; sin embargo, también podría tratarse de prácticas anticompetitivas, pues estas instituciones dependen de los servicios que ofrecen los bancos para operar.

Este medio buscó a la Asociación de Bancos de México (ABM) para conocer su postura al respecto, pero hasta el cierre de esta edición no hubo respuesta por parte del organismo que preside Luis Robles Miaja.

Desde que se conoció el tema de cierre de cuentas, en el 2014, la ABM sólo explicó que se trabajaba para darle salida a este asunto, sin descuidar la obligación de los bancos para cumplir en materia de prevención de lavado de dinero.

“Somos muy sensibles a la problemática que puede tener un intermediario financiero. Estamos conscientes de la importancia que tienen las sofomes, las sofipos, (y otros) no bancarios; somos los primeros que no vamos a afectar de una manera irracional los intereses de estas entidades que, en definitiva, contribuyen al desarrollo de México”, declaró Luis Robles en su momento, cuando era vicepresidente de la ABM.

Depósitos compensan

Para la Concamex la contracción del financiamiento bancario y de otros organismos a las socaps en los primeros tres meses del año se compensó con un aumento en la captación del ahorro.

“Las socaps presentaron un aumento en la captación total de 13.8% (al cierre de marzo del 2016), al pasar de 74,678 millones de pesos a 85,000 millones de pesos”, explicó el organismo.

Asimismo, comentó que dentro de la captación tradicional, los depósitos de exigibilidad inmediata predominaron dentro de los recursos captados, pues presentaron un aumento anual de 14.9% para alcanzar 49,948 millones de pesos.

“Los depósitos a plazo crecieron 13.8% (anual) y se ubicaron en 34,579 millones de pesos”, indicó la Concamex.

Fuentes: El economista

Queremos ser parte de suequipo…

La Experiencia hace laDiferencia.

agosto 17, 2016 

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •