Compartir en Redes Sociales
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El ex ministro de Finanzas Públicas del Gobierno de Otto Pérez Molina en Guatemala, Pavel Centeno, se ha suicidado esta mañana de un tiro en la cabeza tras disparar a un agente de la Policía Nacional Civil (PNC) y a un fiscal del Ministerio Público (MP) cuando iban a detenerle en su vivienda por un caso de corrupción de lavado de dinero.

Centeno, de 57 años y que ocupó la cartera de Finanzas entre enero de 2012 y octubre de 2013 con el Partido Patriota (PP), se opuso al allanamiento que el agente policial y el fiscal realizaron en su domicilio situado en el Condado El Naranjo, residenciales Los Encinos, de la zona 4 de Mixco, a escasos kilómetros de la capital de Guatemala. Nada más entrar en la vivienda para notificarle la orden de arresto, Centeno disparó al agente de la Subdirección General de Análisis e Información Antinarcótica, José Ismael Set, y al fiscal de la Fiscalía Especial Contra la Impunidad del MP, Mario Giovanni Ignacio Santos, quienes resultaron heridos, por lo que fueron trasladados a la emergencia del Hospital del Seguro Social (IGSS).

Concretamente, el agente policial fue herido de bala en el lado derecho del abdomen, mientras que el fiscal fue disparado en el pecho. A continuación, el ex titular de Finanzas se descerrajó un tiro en la cabeza acabando con su vida delante de su mujer que se encontraba en el interior de la casa y que tuvo que ser atendida por una crisis nerviosa en el lugar de los hechos.

El arresto del ex ministro se enmarcaba en una operación puesta en marcha esta mañana por el MP en el que se han llevado a cabo 15 allanamientos en distintos barrios de la capital de Guatemala, con el fin de detener a varias personas que integraban una estructura de lavado de dinero.

Por el momento, ya han sido capturadas cinco personas pertenecientes a la Junta Directiva del Banco de los Trabajadores. Durante su corto periodo como ministro, Centeno fue cuestionado, debido a que las estimaciones que hacía de recaudación no coincidían con las que llevaba a cabo la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT), que es el órgano encargado de los impuestos.

Asimismo, el ex economista también ocupó otros cargos, como el de Presidente del Directorio de la SAT; Director de la Junta Monetaria y Director de la Junta Directiva de Banrural, al tiempo que integró varias Juntas Directivas, como la del Fondo Nacional para la Paz; la del Fondo Guatemalteco para la Vivienda y la de la Corporación Financiera Nacional, entre otras.

Varios ex ministros de Pérez Molina en prisiónSon ya varios ex ministros del Ejecutivo de Pérez Molina los que se encuentran en prisión por distintos casos de corrupción.

El último en ser detenido el pasado 27 de septiembre fue el ex titular de la cartera de Agricultura y Ganadería y Alimentación, Elmer López Rodríguez, por formar parte de una estructura dedicada al contrabando aduanero de alimentos.

Junto a él fueron detenidas otras seis personas acusadas de aprovechar la declaración del Estado de Calamidad por parte del Gobierno en 2014 para introducir productos básicos en el país evadiendo el pago de impuestos, Mientras, el pasado 5 de agosto el juez de Mayor Riesgo B, Miguel Ángel Gálvez, decretó prisión provisional para cuatro ex ministros de Pérez Molina por un caso de corrupción conocido como ‘Cooptación del Estado’.

Concretamente, se trata del ex ministro de Gobernación, Mauricio López Bonilla, los ex ministros de Defensa Manuel Augusto López Ambrosio y Ulises Noé Anzueto y el ex ministro de Cultura y Deportes, Dwight Anthony Pessarozzi.

Por su parte, el ex presidente de Guatemala se encuentra en prisión desde septiembre de 2015 por los delitos de asociación ilícita, cohecho pasivo y caso especial de defraudación aduanera por una causa en la que el MP y la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala le acusan de ser el líder del ‘caso La Línea’, una trama corrupta que defraudó más de 3,5 millones de dólares a través de la entrada de mercancías en las aduanas.

Además, el ex presidente también fue ligado a proceso el pasado siete de mayo en el caso Terminal de Contenedores Quetzal (TCQ), por el que, asimismo, se encuentra en prisión el empresario español Juan José Suárez, debido a un soborno millonario.

Por otra parte, Pérez Molina también fue imputado el pasado mes de julio en el citado caso de ‘Cooptación del Estado’ por los delitos de cohecho pasivo y lavado de dinero por captar para la campaña electoral fondos de empresarios de manera ilícita a través del lavado de activos para, una vez en el poder, premiarles con contratos públicos.

Mientras, la ex vicepresidenta, Roxana Baldetti, también se encuentra en prisión desde agosto de 2015 por el caso La Línea, al tiempo que está imputada en tres tramas más de corrupción: TCQ, Cooptación del Estado y Lago Amatitlán.

En esta última causa, en la que no está implicado Pérez Molina, se imputó a Baldetti los delitos de fraude, asociación ilícita y tráfico de influencias por la contratación fraudulenta de una empresa israelí para sanear el citado lago por un importe de 137,8 millones de quetzales (17,2 millones de euros).

FUENTE: ANTILAVADODEDINERO     

Queremos ser parte de su equipo…

La Experiencia hace la Diferencia.

 octubre 31, 2016

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •