Compartir en Redes Sociales
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Acorde a lo previsto desde hace años, o al menos lo que hemos venido insistiendo desde el 2012 NO existe operativamente hablando el concepto ENR (en breve se habrá de corregir), en la medida que la industria de las SOFOMES (muy a su pesar o no) madura administrativa, operativa, legal  y tecnológicamente al amparo de un ente supervisor con expertis y dominio del tema regulatorio que le resulta aplicable a las SOFOMES, estas deberán apegarse gradualmente a esquemas de supervisión operativa (supuesto que nunca era aplicable con la CONDUSEF)

Parte de este proceso de madurez, ha sido en principio el proceso de depuración de una industria no bien vista, no querida y tampoco bien portada (como industria, como en todo con sus debidas excepciones), seguida de un proceso de “certificación” en materia de prevención de lavado de dinero ( Oficiales de cumplimiento, auditores, etc.), proceso que al margen de muchos  cuestionamientos de transparencia, no deja de ser una parte interesante del proceso de depuración, ahora le seguirán las auditorias llevadas a cabo por la CNBV, revisiones en las cuales la industria sufrirá “nuevas” sorpresas, que sin embargo no serán novedosas.

Entre estas, se deja entrever lo que en sí mismo  siempre resulto previsible: administración de cartera (cuantía de recursos administrados), fuente y transparencia de los recursos (partes relacionadas, fuentes de fondeo), así como el inicio del uso de preceptos como administración de riesgos y lo que falta por venir, preceptos todos ellos o en su gran mayoría, nada novedosos para la industria financiera (bancos), de donde precede todo, así que prepárense SOFOMES….lo mejor está por venir.

Continuará…..

  
A partir del próximo año la autoridad supervisará tipo de cartera; para comenzar con el proceso deberán reportar su información.

LAS SOCIEDADES financieras de objeto múltiple no reguladas (SOFOMES ENR) serán supervisadas en el 2017 por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) en caso de que tengan vínculos patrimoniales con alguna unión de crédito.

De acuerdo con Cecilia Mondragón Lora, directora general de Supervisión de Uniones de Crédito de la CNBV, a partir del siguiente año, el órgano regulador comenzará a recibir información de uniones de crédito que tienen vínculos patrimoniales con sofomes ENR, las cuales en la actualidad sólo están supervisadas por la autoridad en materia de prevención de lavado de dinero.

En caso de que las sofomes ENR cuenten con algún vínculo patrimonial con una unión de crédito, de las 93 que existen en la actualidad en el mercado, la autoridad supervisará sus productos, o tipo de cartera, y no sólo las vigilará en materia de prevención de lavado de dinero y financiamiento al terrorismo, como lo hace actualmente.

Según la Ley General de Organizaciones y Actividades Auxiliares del Crédito (LGOAAC), se considerará como vínculo patrimonial entre una unión de crédito con una sofom cuando la primera mantenga, directa o indirectamente, 20% o más de las acciones representativas del capital social de la última.

Asimismo, si un accionista posee 50%, o más, de las acciones representativas de una sofom y de una unión de crédito, se considerará que ambas entidades tienen algún vínculo patrimonial. “Ya hemos estado pidiendo información al respecto; sin embargo, hemos visto que algunas uniones de crédito no están considerando las características tal cual ( …) cuando algunas uniones han reportado que son vinculadas, realmente no lo son”, expresó la funcionaria.

Para iniciar el proceso de supervisión a sofomes vinculadas con uniones de crédito, estas últimas tienen que reportar su información a la CNBV, la cual verificará si aplica el supuesto de vinculación y valida la petición. En caso de que acredite la petición, se seguirá un proceso para que las sofomes vinculadas estén sujetas a la supervisión del órgano regulador.

Información de la CNBV detalla que una vez que las sofomes sean supervisadas, no sólo en materia de prevención de lavado de dinero, sino también de manera prudencial, el organismo revisará aspectos dentro de este tipo de entidades como controles internos, requerimientos de capital, diversificación de riesgos, entre otros.

COMENZARÁ SUPERVISIÓN BASADA EN RIESGOS

Asimismo, Mondragón Lora informó que el enfoque de la supervisión a uniones de crédito se basará en riesgos, centrándola en el conocimiento de las actividades clave del negocio de la entidad financiera y en la identificación de alarmas potenciales.

“Estos trabajos se han iniciado en la Comisión Nacional Bancaria y de Valores desde hace dos años (…); para uniones de crédito vamos a empezar en el 2017”, explicó Mondragón Lara.

Para la CNBV, esta supervisión basada en riesgos tiene ventajas como ayudar a identificar el apetito de riesgo en una entidad; permite una evaluación completa y efectiva de las diferentes áreas del negocio de la institución, entre otras.

“En junio de este año llevamos a cabo una supervisión (piloto) enfocada a riesgos al proceso de cartera de una unión de crédito con muy buenos resultados (…); identificamos situaciones muy importantes para la entidad”, apuntó la funcionaria.

El próximo año, agregó, vamos a estar muy cerca de las uniones de crédito para poder apoyarlas.

De acuerdo con la CNBV, como resultado de las labores de supervisión que realizó el organismo al sector de las uniones de crédito, se detectaron que 15 de estas entidades se encuentran con una revisión específica debido a su calificación de alto riesgo.

Dentro de las observaciones recurrentes que realizó la CNBV a las uniones de crédito, la mayoría tiene que ver con gobierno corporativo y control interno así como la estructuración de sus procesos crediticios.

FUENTE: El Economista                                              

Queremos ser parte de su equipo…

La Experiencia hace la Diferencia.

 noviembre 18, 2016

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •