Compartir en Redes Sociales
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Una denuncia por fraude bancario en internet interpuesta en Ejea de los Caballeros ha terminado, casi cinco años después, con la desarticulación de un activo grupo de estafadores nigerianos radicado en España. Los 56 integrantes de esta red, que mantenía relaciones con empresas en República Checa y Eslovaquia, chan blanqueado alrededor de un millón de euros mediante la conversión de divisas en bitcoins, una moneda virtual de considerable valor. Y podrían ser más, ya que el Equipo de Investigación Tecnológica (Edite) de la Guardia Civil de Zaragoza continúa revisando las múltiples cuentas bancarias de la organización.
Cronológicamente, la investigación comenzó en enero del 2013, cuando un vecino de Ejea denunció que le estaban cargando gastos en la tarjeta que él no había realizado. Las pesquisas condujeron al receptor de los envíos, un hombre de nacionalidad nigeriana pero que usaba un pasaporte búlgaro, y al hallazgo de otros receptores en Zaragoza y la localidad navarra de Tudela. Fruto de esta primera fase se detuvo al autor de la estafa, experto en romper la seguridad de redes wifi y aprovecharlas para obtener los datos.
En el registro de su domicilio, ya en el 2014, los agentes se incautaron de abundante material informático y papeles de anotaciones, cuyo análisis reveló que habían logrado utilizar hasta 56 tarjetas de crédito españolas, de al menos 35 personas, y comprado mercancía por internet por valor de 70.000 euros, que una vez vendida les había permitido hacer numerosos ingresos en cuentas de España y Nigeria. Los agentes detuvieron a los moradores de la vivienda, el citado nigeriano y una mujer colombiana.
Entre el 2015 y el 2016, los agentes del Edite centraron sus análisis en las múltiples cuentas bancarias que se habían utilizado en los movimientos de dinero.
Así, descubieron que los ingresos se habían efectuado desde más de 200 oficinas distribuidas por 70 localidades españolas. También que desde estas cuentas se habían realizado múltiples transferencias, entre las que les llamó la atención las de tres cuentas de la República Checa y Eslovaquia, pertenecientes a una entidad financiera que ofrece servicios de intercambio con la moneda virtual bitcoin.
IDENTIFICACIONES
Fruto de estas pesquisas, durante los años 2015 y 2016 la Guardia Civil logró identificar a un total de 56 personas a las que se les imputó un delito de blanqueo de capitales y otro de pertenencia a organización criminal. Muchos de ellos ya contaban con antecedentes por falsedad documental, estafa o tráfico de drogas, detalló el instituto armado.
Los análisis de los movimientos bancarios desvelaron ingresos de más de 260.000 euros en tan solo año y medio, que una vez completadas las pesquisas de la conversión en bitcoins superan el millón de euros, y aún continúan analizando las cuentas.
En total, durante los casi cinco años de trabajo la Gaurdia Civil ha investigado a 75 personas, de las cuales ha acabado por imputar policialmente a 56 de ellas, por delito de blanqueo de capitales, estafa, usurpación de estado civil, descubrimiento y revelación de secretos, falsificación de documento público, blanqueo de capitales y pertenencia a organización criminal.
El método, una vez obtenida la visión panorámica de la organización, consistía en obtener por internet datos de tarjetas de crédito, que otros miembros de la organización utilizaban para comprar productos por internet. Estos eran vendidos a compatriotas nigerianos o en mercados de segunda mano, y el dinero así logrado se reingresaba y era enviado a las empresas dedicadas a la conversión en bitcoins, más difíciles de rastrear.
FUENTE: ALD/ElPeriodico
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •