LOS OFICIALES DE CUMPLIMIENTO FRENTE AL RIESGO REPUTACIONAL

La creciente complejidad de las relaciones con terceros y los riesgos –incluyendo el riesgo reputacional—que representan estos terceros tienen a los oficiales de cumplimiento y departamentos legales en la encrucijada para poder determinar el mejor, y más eficiente, camino a seguir. ¿Cómo encarar el proceso de debida diligencia? ¿Cómo pueden reducir los riesgos con un equipo, recursos, presupuesto reducidos y expectativas cada vez más ambiciosas? Los reguladores ahora esperan que los sujetos obligados tengan un enfoque mucho más sofisticado para los procedimientos de evaluación de riesgo. ¿Diferencia el sujeto obligado el modelo de evaluación de riesgos basado en los hechos? ¿Cómo actualiza este sujeto obligado el protocolo basado en los hallazgos? ¿Con qué frecuencia actualiza sus controles? ¿Puede demostrar el sujeto obligado que está siguiendo a terceros de alto riesgo de manera regular? ¿Sabrá el sujeto obligado si las circunstancias de ese tercero cambian? ¿Con qué rapidez puede identificar y remediar cualquier problema? No sólo están pidiendo las autoridades evaluaciones más exhaustivas sino también evaluaciones adaptadas a los riesgos reales. ¿Cuán completo es el control del sujeto obligado de la tercera parte? ¿Es la fiscalización del sujeto obligado lo suficientemente amplia como para ser capaz de evaluar el riesgo de la relación con el tercero? ¿Ha creado un proceso para rastrear los falsos positivos para evaluar y resolver su relevancia en el caso? Con las nuevas tecnologías que permiten...

Leer más