El vocal ejecutivo del Fondo de la Vivienda del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (Fovissste), Agustín Gustavo Rodríguez López, señaló que el 30 por ciento de las sociedades financieras de objeto múltiple (Sofomes) con las que trabaja se encuentran en proceso de investigación.

Tras participar en la ceremonia de otorgamientos de 15 mil créditos tradicionales mediante el Sistema de Puntaje 2019, especificó que colaboran con entre 40 y 50 Sofomes, y a las que se les investiga es por prácticas de corrupción de cobros indebidos, trámites que no se realizaron de manera efectiva, entre otros.

Aunque en el evento, Rodríguez López señaló que ya había Sofomes suspendidas posteriormente en entrevista dijo que aún están en proceso de investigación. Estas sociedades son intermediarias entre los trabajadores y el Fovissste.

Reiteró que habrá “cero tolerancia a la corrupción y el clientelismo”. E invitó a la ciudadanía a no pagar por los procedimientos pues “todos son gratis”.

El Fondo anunció que en 83 días de la nueva administración se han liberado 21 mil 700 créditos, que sumados a los 15 mil otorgados ayer da un total de 36 mil 700 créditos. Expuso que para este año se estima otorgar hasta 52 mil 100 créditos a la vivienda por un importe de 35 mil 150 millones de pesos en beneficio de sus derechohabientes.

Señaló que se otorgaron puntos adicionales a grupos específicos como son maestros, enfermeras, médicos, policías y aquellos trabajadores que estén en proceso de cambio de domicilio por la descentralización gubernamental, para estos últimos dijo que hay cerca de mil 500 créditos ya consolidados.

En su turno, el titular de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), Román Meyer Falcón, dijo que la ausencia de una visión integral y sectorial que ponga al centro de la planeación a las personas “tuvo como resultado un rezago de más de 14 millones de acciones de vivienda en el país”, y un aproximado de 5 millones de inmuebles deshabitadas o en desuso, según estimaciones del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval).

Señaló que la responsabilidad directa de que se permita la construcción de viviendas no sustentables, es de los municipios pues son los que otorgan los derechos.

Por su parte, el director general del Issste, Luis Antonio Ramírez Pineda, anunció que en este año se iniciará la estrategia para promover el desarrollo de vivienda social en los espacios que son patrimonio de la dependencia, con el propósito de beneficiar a más de tres millones de trabajadores al servicio del Estado y sus familias.

En su turno, el secretario general del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), Alfonso Cepeda Salas, hizo un llamado a los gobiernos estatales para que aporten el 5 por ciento, que por ley corresponde, para la vivienda de los trabajadores.